Pokémon Pinball
 

Nintendo no podía dejar escapar la gallina de los huevos de oro con respecto a Pokémon en su nueva generación de portátiles, con la GBA y la GBA SP rompiendo el mercado. Por ello sacaron a la venta la nueva edición de cazadores de "Pocket Monsters" (Pokémon) con los sobrenombres de Rubí y Zafiro. Distintas mejoras gráficas y jugables acompañaron a estos dos títulos gemelos en su lanzamiento este verano pasado. Tal y como ocurrió con las versiones Gameboy Color, Nintendo ha lanzado un juego Pokémon, donde el objetivo es el mismo que en las versiones reinas, cazar y evolucionar Pokémon para "tenerlos todos", pero mediante un método poco convencional, que es el de jugar al pinball.
 

 
Para los despistados, el juego del pinball es un juego de mesa que suele encontrarse en los salones recreativos que consiste en empujar una bola de metal con unos mandos y golpear a distintos elementos de la mesa para obtener cuantos más puntos mejor y evitar que la bola caiga para abajo, con lo cual perdemos una vida. Se pueden entrar en distintos modos de juego para obtener mayores puntuaciones y mil variantes que hagan de estos juegos algo muy entretenido. Como la bola discurre por rampas, es posible golpear a la mesa (a manotazo limpio en la realidad) para variar su trayectoria según nuestros objetivos. Normalmente si nos excedemos con esos golpeos se nos pita falta ("Tilt") y los mandos entonces no responden por lo que al final perdemos una vida.

Pues bien, el juego que nos ocupa es una fusión de Pokémon con el juego del Pinball, como su propio nombre indica. Ésto no tiene nada de especial, ya que el pinball puede tener muy diversas temáticas. Quizá lo nuevo de este juego sea que en cada partida podemos capturar o evolucionar Pokémon (más de 200, los mismos que los que hay en Pokémon Rubí y Zafiro) que luego podremos coleccionar en nuestra Pokédex. Como en los "hermanos mayores" de este juego, mediante el cable link también podremos intercambiarlos con nuestros amigos.

Geniales detalles

El juego cuenta con algunas características que son de agradecer, y mucho. Como por ejemplo la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento, estemos donde estemos, y de forma instantánea. No hay nada que sabe peor que tener que abandonar una partida porque hemos de apagar la GBA justo cuando estamos batiendo nuestro récord con la primera bola.

Otro detalle que se agradece es el soporte de vibración si estamos jugando a través del GameBoy Player en nuestra GameCube. Como recordaréis los más veteranos el Pokémon Pinball original incluía esta opción en el mismo cartucho amarillo del juego. Una lástima que no se haya podido implementar así en esta ocasión.

Nuestra opinión

Si bien es cierto que las dos mesas saben a poco después de varias (demasiadas) partidas, esto es así por lo divertido que resulta el juego, y por ese “jugar un poco más para superar mi puntuación máxima” que es inherente en este tipo de juegos.

Pokémon Pinball Ruby / Zafiro es uno de esos juegos que conviene tener siempre a mano, en nuestra colección, para echar unas partidas después de jugar a otros más “serios”. Un título que por encima de todo resulta muy, muy divertido, y al que volveremos una y otra vez para superar esos 1.000 millones de puntos. Un ejemplo de diversión para nuestra GBA.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=